Plantas de fresa

Durante los meses de septiembre a noviembre, en Viveros California se recolectan las plantas de fresa para su utilización en fresco. En sus diferentes modalidades: a raíz desnuda, con hojas o en macetas, las plantas de fresa fresca proporcionan al agricultor la posibilidad de obtener producciones de gran precocidad y óptima calidad de fruto, manteniendo intactas todas las cualidades particulares de cada una de las variedades cultivadas.

Estas plantas son aconsejables para cultivos extra-tempranos, de primor y de alta tecnificación, ya que alcanzan las más altas cotas de productividad y calidad del mercado.

Plantas frescas a raíz desnuda

Estas plantas se recolectan directamente del suelo, en su estado óptimo de maduración, sin hojas, y se clasifican y empaquetan en diferentes formatos, principalmente 500 plantas/caja, que se refrigeran y se entregan con gran premura a los agricultores. Temperatura óptima de conservación 2-4 ºC

Plantas frescas green plant

En determinadas variedades y producciones en latitudes extra-tempranas se recomienda el uso de este tipo especial de planta a raíz desnuda fresca CON HOJAS, debido a que aumenta la precocidad de la entrada en producción de las mismas en comparación con el sistema tradicional de plantas SIN HOJAS. Este es un producto altamente tecnificado y profesional que requiere de unas condiciones óptimas de cultivo, sobre todo en la fase de tras-plante, y que la hacen particularmente eficaz en determinadas ocasiones especiales (consultar disponibilidad).

Plantas frescas potted plants

Esta tipología especial de plantas frescas o frigo-conservadas, permite desarrollar cultivos programados en el tiempo, así como la extrema precocidad de plantaciones EXTRA-TEMPRANAS donde el factor limitante es la temperatura y la humedad en el momento del transplante, como por ejemplo Septiembre en zonas cálidas.

Plantas frigo conservadas

Especialmente adaptadas a todo tipo de suelo y clima, las plantas de fresa frigo-conservadas se recolectan a finales de Diciembre-Enero, cuando la climatología de la zona ha parado completamente el desarrollo vegetativo de las mismas, acumulando las horas frio necesarias para comenzar su periodo de latencia.